¿Sabías que un cubano es el autor del Himno Nacional de Guatemala?

guatemala_y_cuba_copy-1

Nacido en Bayamo en 1844, José Joaquín Palma Lasso, poeta, diplomático, profesor, periodista y vinculado a los movimientos independentistas cubanos es el autor de la letra del Himno Nacional de Guatemala. Corría el año 1896, en pleno auge económico del país guatemalteco, cuando el gobierno del general José María Reina Barrios decide convocar un concurso público para “dotar al país de un himno que por su letra y música responda a los elevados fines en que todo pueblo culto presta esta clase de composiciones”. Para esta tarea ardua se convocó a un jurado compuesto por F. Castañeda, el cubano J. Joaquín Palma y José Leonard. El vencedor, fue un poema con firma anónima por ser, como se indica en el acta de resumen, “el que mejor responde a las condiciones de la convocatoria”. La musicalización del Himno, corrió a cargo del músico guatemalteco Rafael Álvarez Ovalle quien también resultara ganador del concurso convocado con este fin por el propio gobierno de Barrios.

Un estreno por lo alto

En 1897 tuvo lugar el estreno del Himno Nacional de Guatemala en el Teatro Colón, como parte importante del programa de la Exposición Centroamericana, una feria industrial y cultural que se realizó en el país centroamericano con el objetivo principal de presentar el Ferrocarril interoceánico, que recorría el país de una punta a la otra uniendo el pacífico con el atlántico.

Desgraciadamente esta obra, junto a otros proyectos de gran envergadura que se acometían en paralelo y unido a la crisis del precio internacional del café, no llegó a terminarse y derivó en una profunda crisis y en la Revolución quetzalteca que llevaría al presidente Barrios a la muerte el 8 de febrero de 1898.

Fin del anonimato

La autoría de la letra del Himno Nacional de Guatemala permaneció en el anonimato desde 1896 hasta 1910, durante todos esos años la intriga por el “Anónimo” de la letra del Himno se mantuvo. Sin embargo, la espera llegó a su fin en el año 1911 pues el poeta cubano antes de morir decidió revelar el secreto tan bien guardado durante todos esos años y afirmar que había sido el autor de la letra del Himno. Además reconoció no haber firmado con su nombre porque formaba parte del jurado seleccionador del concurso en 1896. El 23 de julio de 1911 los intelectuales guatemaltecos y el presidente Manuel Estrada Cabrera rindieron un homenaje póstumo a tan singular poeta cubano.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *